viernes, 1 de diciembre de 2017

Puigdemont, a los exconsejeros: “Haced lo que sea para salir”

Carles Puigdemont ha pedido a los exconsellers en prisión preventiva que hagan "lo que haga falta para salir" de la cárcel, una petición que ha extendido a los líderes de Òmnium, Jordi Cuixart, y la ANC, Jordi Sànchez. Oriol Junqueras y siete exconsellers, así como Sánchez y Cuixart, comparecen a estas horas en el Tribunal Supremo para solicitar al nuevo instructor de su causa, el juez Pablo Llarena, su puesta en libertad con el fin de participar en la campaña del 21-D. Los 10 investigados han sido trasladados a primera hora desde sus respectivas cárceles a los calabozos de la Audiencia Nacional, desde donde están siendo trasladados en parejas para declarar. Los primeros en comparecer son Junqueras y Romeva. Tras ellos, Mundo, Bassa, Forn, Borrás, Rull, Turul, Cuixart y Sanchez.

Hasta que se forme gobierno en Cataluña, el Parlament que salga de las elecciones del 21 de diciembre podrá tomar iniciativas sobre las que el Gobierno no tendrá capacidad de veto. Aunque el Ejecutivo se atribuyó esa opción en el plan de activación del artículo 155 que aprobó el Consejo de Ministros, que incluía la posibilidad de vetar durante 30 días cualquier texto de la Cámara, el Senado eliminó luego esa posibilidad. En Moncloa se confía en que la prioridad de los electos sea formar gobierno y no impulsar iniciativas sin haberlo formado. Si el contenido de estas estuviera al margen de la ley, serían recurridas ante el Tribunal Constitucional.

La elaboración del contenido que dio cuerpo legal a la aplicación del artículo 155 de la Constitución no fue fácil. Los juristas que lo redactaron, bajo las instrucciones del Gobierno, singularmente de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaria, trataron de prever todas las situaciones. El texto que llegó al Senado a finales de octubre era muy completo, pero tuvo que pasar el escrutinio y la discusión de los grupos parlamentarios

La intervención de la Generalitat para que pasara a estar bajo el control del Gobierno central fue muy pormenorizada y el funcionamiento actual de las consejerías, con bastante normalidad, así lo indica. Uno de los aspectos más delicados se planteó al abordar cómo quedaban las funciones del Parlamento de Cataluña una vez que la administración estaba intervenida y el Gobierno de la Generalitat, cesado.
El Ejecutivo de Mariano Rajoy pensó que debía fiscalizar las actuaciones del Parlamento autonómico cuyos integrantes eran los mismos que los días 6 y 7 de septiembre alteraron las normas de su propio reglamento y del Estatuto de Cataluña para aprobar leyes que el Tribunal Constitucional primero suspendió y luego, anuló. De ahí que el texto que llegó al Senado ponía límites a la Cámara catalana para que durante el tiempo que estuviera en vigor el artículo 155 de la Constitución los parlamentarios autonómicos partidarios de la secesión de Cataluña no dieran ni un paso más en esa línea. El Gobierno se reservaba 30 días para vetar cualquier iniciativa parlamentaria, pero esta iniciativa fue rechazada, entre otros, por los senadores canarios, que presentaron una enmienda de supresión de tales restricciones.
Los negociadores del Gobierno y del Grupo Popular accedieron a esa supresión. No podían decirlo aún, pero sabían que en la noche del 27 de octubre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, daría la sorpresa: las elecciones catalanas se fijaban para el 21 de diciembre. Un plazo muy corto con el que los grupos nacionalistas no contaban y que incluso era algo inferior al que demandaba el PSOE y Ciudadanos.
Con esta perspectiva, al Gobierno y al Grupo Popular no le importó dejar sin regular nada respecto al futuro Parlamento catalán. No tuvieron en cuenta que entre la celebración de las elecciones del 21 de diciembre y la formación de un Ejecutivo al frente de la Generalitat puede pasar un plazo de tiempo indefinido. No habrá Gobierno de manera inmediata pero sí se constituirá el Parlamento con la composición política que salga de las elecciones del 21 de diciembre. Los grupos resultantes tendrán capacidad para presentar cuantas iniciativas quieran.

Formar Gobierno

¿Cuándo habrá Gobierno? Esta es una incógnita imposible de despejar y no hay que desechar la posibilidad de que en los primeros días tras las elecciones tampoco se pueda hacer cálculos. Si ninguno de los dos bloques logra hacerse con la mayoría absoluta y el papel de Cataluña en Comú no puede inclinar la balanza a favor de ninguno, bien porque no pueda o porque no quiera, no habrá Ejecutivo, pero sí habrá Parlamento. Su comportamiento estará determinado por el resultado pero se cuenta con que la primera iniciativa será pedir la retirada del artículo 155 de la Constitución. Eso no ocurrirá.
El decreto aprobado por el Consejo de Ministros y el texto aprobado por el Senado son taxativos respecto a que la intervención del Ejecutivo central en la aplicación de ese artículo terminará cuando se forme un nuevo Gobierno tras las elecciones del 21 de diciembre. La hipótesis de que los grupos nacionalistas, mientras negocian un posible Gobierno, presenten iniciativas en el Parlamento es una posibilidad que ahora tiene en cuenta el equipo de Rajoy. “Si presentan iniciativas contrarias a la ley, al orden constitucional o que contravienen lo dispuesto en el artículo 155 serán recurridas inmediatamente ante el Tribunal Constitucional”, señalan fuentes gubernamentales. Estas no contaron con que la formación de gobierno se puede demorar durante meses.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Mi proximo libro "Y DESPUES DE LA NOCHE....SEGUIMOS"

Ya tenemos la portada de mi 
Próximo libro .editado por ediciones Camelot la portada esta diseñada por Ruben Ro
 
sinopsis del libro
-------------------------
TEATRO
----------------------------
ACTORES
EL SEXO Y LOS MONOS DEL DOCTOR XEC
UNA CARTA ESTRAÑA DE UNA MUJER DE MENTE ENFERMA
se va sirgo pa nueva york

lunes, 2 de octubre de 2017

Identifican a 70 personas que insultaron a Andrea Janeiro

Cuando Andrea Janeiro cumplió la mayoría de edad las redes sociales se inundaron con todo tipo de comentarios en su mayoría negativos y bastante despectivos sobre el físico de la joven, que no ha hecho otra cosa más que ser la hija de dos personas famosas, y convirtieron a Janeiro en 'trending topic'.
Otros desaprobaron el acoso al que fue sometida la hija de Belén Esteban y recordaron que este tipo de comportamientos son los causantes del bullying entre los más jóvenes. Entre esas voces se encontraba la Policía, que mediante un tuit recordó a los usuarios de la red social que «las redes están repletas de bellezones, mentes privilegiadas y sabios de mil y una ciencias... que hoy convierten a una adolescente en #TT». Según publica el 'ABC', la propia Belén Esteban agradeció el gesto y aseguró en el programa 'Socialité' que se «estaban investigando los mensajes y localizando a sus responsables».

viernes, 1 de septiembre de 2017

El jefe de los Mossos, último icono de los independentistas

El jefe de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, se ha convertido a su pesar en una estrella mediática. Y en el último icono de los independentistas. Una paradoja para un comisario de 51 años cuya trayectoria se ha caracterizado, precisamente, por su independencia política y por no haberse significado nunca a favor de nadie, salvo del cuerpo policial. Su fuerte corporativismo le ha llevado a criticar con dureza a los medios. Una posición que, en un contexto de fuerte polarización, le ha hecho ganar el aplauso del independentismo.
La publicación, por El Periódico de Catalunya, de un supuesto aviso de la CIA sobre la posibilidad de un atentado en La Rambla ha sacado a relucir el rostro más corporativista de Trapero. El comisario retó al director del rotativo, Enric Hernàndez, a presentarse en la rueda de prensa de ayer para formular él mismo sus dudas. Trapero cuestionó no solo su información, sino sus “intenciones”. Y señaló, por su nombre, al subdirector, Luis Mauri, que denunció las “mentiras” de los Mossos en un artículo de opinión.

Los sectores independentistas interpretan esa defensa a ultranza de la policía catalana como una defensa de sus intereses y una denuncia (implícita) de las fuerzas de seguridad. La Asamblea Nacional Catalana (ANC), principal entidad independentista, publicó ayer un tuit de apoyo al comisario. “¿Flores en los coches o mierda en los diarios?” Nosotros lo tenemos claro”, acompañado de la etiqueta “joambTrapero” (yoconTrapero).
Nombrado jefe de los Mossos en 2013 de la mano del exconsejero democristiano Ramon Espadaler, Trapero ha mantenido el puesto por su fuerte ascendencia en el cuerpo pese a la purga de altos cargos poco comprometidos con el procés. Sus dos jefes políticos —el consejero Joaquim Forn y el director general Pere Soler— sí son netamente independentistas.
Bregado en la investigación policial, no oculta sus recelos hacia los medios, con quienes ha mantenido una relación difícil. Las críticas a la policía de los últimos días —por las informaciones sobre el imán en Bélgica o por el aviso de la CIA— han sacado la versión más dura de un comisario de trato áspero, seguro de sí mismo, inteligente y acostumbrado a mandar.
Las explicaciones de Trapero en las horas críticas que siguieron a los atentados de Barcelona y Cambrils —en las que detalló, con aplomo, los avances de la investigación— le valieron el aplauso casi unánime. A esa imagen de fortaleza institucional sumó un comentario que le ha humanizado a ojos de los ciudadanos, especialmente en Cataluña: “Bueno, pues molt bé, pues adiós”, contestó a un periodista que abandonó una rueda de prensa porque no se hablaba solo en castellano. “Si me hacen la pregunta en catalán, respondo en catalán, y si me la hacen en castellano, respondo en castellano”, dijo Trapero en una respuesta que, para algunos, fue una sencilla defensa del bilingüismo y, para los independentistas, una reivindicación de Cataluña frente a España.
La respuesta de Trapero al periodista provocó risas en la sala y una oleada de guasa en Twitter que llevó a algunos emprendedores a serigrafiar camisetas con la cara de Trapero y su frase. En esa conferencia de prensa, el comisario daba a conocer el nombre del conductor de La Rambla: Younes Abouyaaqoub. Los Mossos habían abatido hacía pocos días a los cinco terroristas de Cambrils. Y, apenas horas después de difundir la foto de Younes, lo mataron en Subirats. Esa actuación hizo que la policía autonómica —acostumbrada a la crítica mordaz por sus polémicas intervenciones en seguridad ciudadana— recibiera incontables elogios.
Pero esos días felices, exentos de toda crítica, duraron poco. Diversas informaciones señalaron que, en enero de 2016, la policía de Bélgica pidió información a los Mossos sobre el imán de Ripoll y cerebro de los atentados, el marroquí Abdelbaki es Satty. La policía de Vilvoorde —foco yihadista cercano a Bruselas— sospechaba de las actividades del imán y así se lo hizo saber a los Mossos, que respondieron que no sabían nada y no llevaron a cabo ninguna investigación posterior.
La aparición de esas informaciones no agradó a Trapero, que, el pasado lunes, en una entrevista en Catalunya Ràdio, se despachó criticando a los medios de comunicación que las publicaron. El comisario lanzó un primer dardo: recordó que, mientras “unos ponen flores en los coches de los Mossos”, en alusión a las ofrendas espontáneas de los ciudadanos tras la actuación en los atentados, “otros ponen mierda”, en alusión a los medios. De ahí el tuit de la ANC. El comisario, máximo jefe policial de los Mossos, siempre ha sido muy crítico con la labor de los periodistas y así lo dejó claro también en esa misma entrevista. Su tesis es que, mientras la policía “cada vez está más cerca de la gente”, los medios, en cambio, están cada vez más lejos.

martes, 1 de agosto de 2017

Los últimos de Bulnes

Dieciséis años después de su inauguración, la estación de partida del Funicular de Bulnes en Poncebos sigue impactando visualmente a quien entra en ella. Si nos hubiesen vendado los ojos para abrirlos aquí, nuestra primera impresión sería la de encontrarnos en una estación de metro de cualquier gran urbe. Y la segunda apelaría directamente a nuestra imaginación al saber que el túnel del aparente suburbano discurre 2.227 metros por las entrañas de la Peña Maín (1.605 m. altitud) a una velocidad de 6 metros por segundo, salvando un desnivel de 402 metros con una pendiente del 18,19% y todo ello en un tiempo récord: unos siete minutos.

sábado, 1 de julio de 2017

La princesa Grace era altiva y arrogante


Reginald Davis, fotógrafo de estrellas de Hollywood y miembros de la realeza, ha confesado que Grace Kelly era un tanto complicada


Pocas veces pudo la gran pantalla encontrar una belleza con la seductora frialdad y la elegancia aristócrata de Grace Kelly. Como Princesa de Mónaco fue un espectáculo para la vista, siempre perfecta, intachable, el epítome de la clase. Como actriz, la compañía hiperperfecta de Cary Grant o James Stewart. Sin embargo, las apariencias podrían habernos engañado todo este tiempo. Reginald Davis, fotógrafo de estrellas de Hollywood y miembros de la realeza, ha revelado el lado oscuro de Kelly en 'My Lifestyle Photographing Royalty and the Famous', sus memorias.

Ha sido un periodista del periódico británico 'Daily Express' el que ha tenido la feliz idea de preguntarle cuál de todos los personajes que ha fotografiado a lo largo de su extensa carrera le ha desagradado más. Davis no dudó al contestar: "Grace Kelly"

jueves, 1 de junio de 2017

Caso Villa

La investigación sitúa a las familias de Villa y Postigo como cómplices en el blanqueo

La 'Operación Hulla', que tiene como principal gallina de los huevos de oro las obras de construcción del geriátrico de Felechosa, propiedad del Montepío de la Minería, se extiende ya a las familias de los dos principales acusados: el exsecretario general del SOMA, José Ángel Fernández Villa, quien levantó las sospechas de la Fiscalía Anticorrupción tras proceder a la regularización de 1,2 millones de euros en la amnistía de 2012 y el expresidente de la mutualidad, José Antonio Postigo, quien blanqueó, junto a una de sus hijas, otros 360.000 euros.

La familia de Villa, al completo, fue citada ayer por la titular del Juzgado de Instrucción número 3 para ser interrogada por su participación o conocimiento de los presuntos hechos delictivos investigados por la Fiscalía Anticorrupción desde 2013. Hechos que podrían explicar el enriquecimiento supuestamente ilícito del exsindicalista y de su mano derecha, pero también de los empresarios que participaron en la ejecución de estas obras financiadas con fondos mineros y que, igualmente, fueron detenidos en el operativo del pasado martes.

La mujer de Villa, María Jesús Iglesias, así como sus hijos, Ángela y Rolando Fernández, ya habían pasado el mal trago en la tarde del martes al tener que atender el requerimiento de los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) en las dependencias de la Guardia Civil y ayer lo hacían en sede judicial al filo de las diez de la mañana. La magistrada tardó en recibirlos casi una hora en la que estuvieron arropados en todo momento por su abogado, Ricardo Álvarez-Buylla y la procuradora de Ana García Boto, pero las tres comparecencias se resolvieron en apenas veinte minutos porque todos ellos se acogieron a su derecho a no declarar. El hecho de que se haya decretado secreto de sumario y de que las partes aún no conozcan al detalle los hechos por los que se les imputa podría haber sido utilizado como alegato por su letrado para eludir esta comparecencia, como también la del pasado miércoles en sede policial, pese a que es público que Rolando Fernández ocupó el cargo de director del centro geriátrico por designación de Postigo. Ninguno quiso hablar dentro, pero tampoco fuera, donde una nube de medios de comunicación les esperaba.
360.000 euros
La Fiscalía Anticorrupción ha confirmado que entre los investigados por esta operación están también miembros de la familia de José Antonio Postigo que, en conjunto, regularizó 360.000 euros en la amnistía. Son, de hecho, varias las personas del círculo más íntimo de Postigo las que tuvieron relación directa con esta residencia o con otros equipamientos del Montepío de la Minería. Una de sus hijas, Patricia, fue empleada del área de Administración del geriátrico y a su nombre se regularizaron 60.000 euros en la amnistía. La otra hija, Elena, trabajó en la empresa de Alcedo de los Caballeros, cuyo principal encargo fue, precisamente, la construcción del macrogeriátrico de Felechosa y cuyo propietario, Juan Antonio Fernández, es uno de los detenidos. E incluso la última mujer de Postigo, Dorina Bischer, fue directora del complejo vacacional de Los Alcázares, en Murcia.
El propio Postigo, que fue detenido el pasado martes en Murcia, donde reside, llegó a las dependencias del Instituto Armado en la capital asturiana en torno de las cuatro de la tarde, donde habían pasado la noche los otros tres detenidos en el marco de esta operación: el exasesor del Montepío, José Manuel Fernández; el constructor de la obra del geriátrico de Felechosa que gestiona esta entidad, Juan Antonio Fernández, y el arquitecto, Manuel Sastre. Todo apunta a que, al menos los dos últimos, se acogieron a su derecho a no declarar. Los cuatro pasaron la noche de ayer en el cuartel de Rubín y se espera que entre hoy y mañana pasen a disposición judicial.
José Ángel Fernández Villa, principal acusado de la trama, es el único que permanece en su domicilio, en principio por su estado de salud, y por el momento no ha declarado, aunque el juzgado de instrucción tiene intención de que lo haga en las próximas horas pese a que se espera que su abogada, Ana García Boto, tratará de evitarlo aduciendo trastornos de memoria. Tendrá difícil convencer esta vez a la jueza después de que, en el juicio paralelo en el que está encausado por un delito de apropiación indebida, lo hiciera de forma totalmente lúcida. La jueza tratará de esclarecer si, tal y como sospecha la UCO, buena parte de la fortuna oculta del exlíder sindical y del enriquecimiento de sus cómplices procede de certificaciones falsas realizadas en los trabajos de construcción de aquella residencia, iniciados en 2009 y concluidos en 2012 con su importante sobrecoste. Fuentes cercanas al caso aseguran que la residencia geriátrica es solo la punta del iceberg de una trama que puede tener muchas otras derivaciones, incluso política, y que podría resolverse con decenas de investigados.