lunes, 2 de octubre de 2017

Identifican a 70 personas que insultaron a Andrea Janeiro

Cuando Andrea Janeiro cumplió la mayoría de edad las redes sociales se inundaron con todo tipo de comentarios en su mayoría negativos y bastante despectivos sobre el físico de la joven, que no ha hecho otra cosa más que ser la hija de dos personas famosas, y convirtieron a Janeiro en 'trending topic'.
Otros desaprobaron el acoso al que fue sometida la hija de Belén Esteban y recordaron que este tipo de comportamientos son los causantes del bullying entre los más jóvenes. Entre esas voces se encontraba la Policía, que mediante un tuit recordó a los usuarios de la red social que «las redes están repletas de bellezones, mentes privilegiadas y sabios de mil y una ciencias... que hoy convierten a una adolescente en #TT». Según publica el 'ABC', la propia Belén Esteban agradeció el gesto y aseguró en el programa 'Socialité' que se «estaban investigando los mensajes y localizando a sus responsables».

viernes, 1 de septiembre de 2017

El jefe de los Mossos, último icono de los independentistas

El jefe de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, se ha convertido a su pesar en una estrella mediática. Y en el último icono de los independentistas. Una paradoja para un comisario de 51 años cuya trayectoria se ha caracterizado, precisamente, por su independencia política y por no haberse significado nunca a favor de nadie, salvo del cuerpo policial. Su fuerte corporativismo le ha llevado a criticar con dureza a los medios. Una posición que, en un contexto de fuerte polarización, le ha hecho ganar el aplauso del independentismo.
La publicación, por El Periódico de Catalunya, de un supuesto aviso de la CIA sobre la posibilidad de un atentado en La Rambla ha sacado a relucir el rostro más corporativista de Trapero. El comisario retó al director del rotativo, Enric Hernàndez, a presentarse en la rueda de prensa de ayer para formular él mismo sus dudas. Trapero cuestionó no solo su información, sino sus “intenciones”. Y señaló, por su nombre, al subdirector, Luis Mauri, que denunció las “mentiras” de los Mossos en un artículo de opinión.

Los sectores independentistas interpretan esa defensa a ultranza de la policía catalana como una defensa de sus intereses y una denuncia (implícita) de las fuerzas de seguridad. La Asamblea Nacional Catalana (ANC), principal entidad independentista, publicó ayer un tuit de apoyo al comisario. “¿Flores en los coches o mierda en los diarios?” Nosotros lo tenemos claro”, acompañado de la etiqueta “joambTrapero” (yoconTrapero).
Nombrado jefe de los Mossos en 2013 de la mano del exconsejero democristiano Ramon Espadaler, Trapero ha mantenido el puesto por su fuerte ascendencia en el cuerpo pese a la purga de altos cargos poco comprometidos con el procés. Sus dos jefes políticos —el consejero Joaquim Forn y el director general Pere Soler— sí son netamente independentistas.
Bregado en la investigación policial, no oculta sus recelos hacia los medios, con quienes ha mantenido una relación difícil. Las críticas a la policía de los últimos días —por las informaciones sobre el imán en Bélgica o por el aviso de la CIA— han sacado la versión más dura de un comisario de trato áspero, seguro de sí mismo, inteligente y acostumbrado a mandar.
Las explicaciones de Trapero en las horas críticas que siguieron a los atentados de Barcelona y Cambrils —en las que detalló, con aplomo, los avances de la investigación— le valieron el aplauso casi unánime. A esa imagen de fortaleza institucional sumó un comentario que le ha humanizado a ojos de los ciudadanos, especialmente en Cataluña: “Bueno, pues molt bé, pues adiós”, contestó a un periodista que abandonó una rueda de prensa porque no se hablaba solo en castellano. “Si me hacen la pregunta en catalán, respondo en catalán, y si me la hacen en castellano, respondo en castellano”, dijo Trapero en una respuesta que, para algunos, fue una sencilla defensa del bilingüismo y, para los independentistas, una reivindicación de Cataluña frente a España.
La respuesta de Trapero al periodista provocó risas en la sala y una oleada de guasa en Twitter que llevó a algunos emprendedores a serigrafiar camisetas con la cara de Trapero y su frase. En esa conferencia de prensa, el comisario daba a conocer el nombre del conductor de La Rambla: Younes Abouyaaqoub. Los Mossos habían abatido hacía pocos días a los cinco terroristas de Cambrils. Y, apenas horas después de difundir la foto de Younes, lo mataron en Subirats. Esa actuación hizo que la policía autonómica —acostumbrada a la crítica mordaz por sus polémicas intervenciones en seguridad ciudadana— recibiera incontables elogios.
Pero esos días felices, exentos de toda crítica, duraron poco. Diversas informaciones señalaron que, en enero de 2016, la policía de Bélgica pidió información a los Mossos sobre el imán de Ripoll y cerebro de los atentados, el marroquí Abdelbaki es Satty. La policía de Vilvoorde —foco yihadista cercano a Bruselas— sospechaba de las actividades del imán y así se lo hizo saber a los Mossos, que respondieron que no sabían nada y no llevaron a cabo ninguna investigación posterior.
La aparición de esas informaciones no agradó a Trapero, que, el pasado lunes, en una entrevista en Catalunya Ràdio, se despachó criticando a los medios de comunicación que las publicaron. El comisario lanzó un primer dardo: recordó que, mientras “unos ponen flores en los coches de los Mossos”, en alusión a las ofrendas espontáneas de los ciudadanos tras la actuación en los atentados, “otros ponen mierda”, en alusión a los medios. De ahí el tuit de la ANC. El comisario, máximo jefe policial de los Mossos, siempre ha sido muy crítico con la labor de los periodistas y así lo dejó claro también en esa misma entrevista. Su tesis es que, mientras la policía “cada vez está más cerca de la gente”, los medios, en cambio, están cada vez más lejos.

martes, 1 de agosto de 2017

Los últimos de Bulnes

Dieciséis años después de su inauguración, la estación de partida del Funicular de Bulnes en Poncebos sigue impactando visualmente a quien entra en ella. Si nos hubiesen vendado los ojos para abrirlos aquí, nuestra primera impresión sería la de encontrarnos en una estación de metro de cualquier gran urbe. Y la segunda apelaría directamente a nuestra imaginación al saber que el túnel del aparente suburbano discurre 2.227 metros por las entrañas de la Peña Maín (1.605 m. altitud) a una velocidad de 6 metros por segundo, salvando un desnivel de 402 metros con una pendiente del 18,19% y todo ello en un tiempo récord: unos siete minutos.

sábado, 1 de julio de 2017

La princesa Grace era altiva y arrogante


Reginald Davis, fotógrafo de estrellas de Hollywood y miembros de la realeza, ha confesado que Grace Kelly era un tanto complicada


Pocas veces pudo la gran pantalla encontrar una belleza con la seductora frialdad y la elegancia aristócrata de Grace Kelly. Como Princesa de Mónaco fue un espectáculo para la vista, siempre perfecta, intachable, el epítome de la clase. Como actriz, la compañía hiperperfecta de Cary Grant o James Stewart. Sin embargo, las apariencias podrían habernos engañado todo este tiempo. Reginald Davis, fotógrafo de estrellas de Hollywood y miembros de la realeza, ha revelado el lado oscuro de Kelly en 'My Lifestyle Photographing Royalty and the Famous', sus memorias.

Ha sido un periodista del periódico británico 'Daily Express' el que ha tenido la feliz idea de preguntarle cuál de todos los personajes que ha fotografiado a lo largo de su extensa carrera le ha desagradado más. Davis no dudó al contestar: "Grace Kelly"

jueves, 1 de junio de 2017

Caso Villa

La investigación sitúa a las familias de Villa y Postigo como cómplices en el blanqueo

La 'Operación Hulla', que tiene como principal gallina de los huevos de oro las obras de construcción del geriátrico de Felechosa, propiedad del Montepío de la Minería, se extiende ya a las familias de los dos principales acusados: el exsecretario general del SOMA, José Ángel Fernández Villa, quien levantó las sospechas de la Fiscalía Anticorrupción tras proceder a la regularización de 1,2 millones de euros en la amnistía de 2012 y el expresidente de la mutualidad, José Antonio Postigo, quien blanqueó, junto a una de sus hijas, otros 360.000 euros.

La familia de Villa, al completo, fue citada ayer por la titular del Juzgado de Instrucción número 3 para ser interrogada por su participación o conocimiento de los presuntos hechos delictivos investigados por la Fiscalía Anticorrupción desde 2013. Hechos que podrían explicar el enriquecimiento supuestamente ilícito del exsindicalista y de su mano derecha, pero también de los empresarios que participaron en la ejecución de estas obras financiadas con fondos mineros y que, igualmente, fueron detenidos en el operativo del pasado martes.

La mujer de Villa, María Jesús Iglesias, así como sus hijos, Ángela y Rolando Fernández, ya habían pasado el mal trago en la tarde del martes al tener que atender el requerimiento de los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) en las dependencias de la Guardia Civil y ayer lo hacían en sede judicial al filo de las diez de la mañana. La magistrada tardó en recibirlos casi una hora en la que estuvieron arropados en todo momento por su abogado, Ricardo Álvarez-Buylla y la procuradora de Ana García Boto, pero las tres comparecencias se resolvieron en apenas veinte minutos porque todos ellos se acogieron a su derecho a no declarar. El hecho de que se haya decretado secreto de sumario y de que las partes aún no conozcan al detalle los hechos por los que se les imputa podría haber sido utilizado como alegato por su letrado para eludir esta comparecencia, como también la del pasado miércoles en sede policial, pese a que es público que Rolando Fernández ocupó el cargo de director del centro geriátrico por designación de Postigo. Ninguno quiso hablar dentro, pero tampoco fuera, donde una nube de medios de comunicación les esperaba.
360.000 euros
La Fiscalía Anticorrupción ha confirmado que entre los investigados por esta operación están también miembros de la familia de José Antonio Postigo que, en conjunto, regularizó 360.000 euros en la amnistía. Son, de hecho, varias las personas del círculo más íntimo de Postigo las que tuvieron relación directa con esta residencia o con otros equipamientos del Montepío de la Minería. Una de sus hijas, Patricia, fue empleada del área de Administración del geriátrico y a su nombre se regularizaron 60.000 euros en la amnistía. La otra hija, Elena, trabajó en la empresa de Alcedo de los Caballeros, cuyo principal encargo fue, precisamente, la construcción del macrogeriátrico de Felechosa y cuyo propietario, Juan Antonio Fernández, es uno de los detenidos. E incluso la última mujer de Postigo, Dorina Bischer, fue directora del complejo vacacional de Los Alcázares, en Murcia.
El propio Postigo, que fue detenido el pasado martes en Murcia, donde reside, llegó a las dependencias del Instituto Armado en la capital asturiana en torno de las cuatro de la tarde, donde habían pasado la noche los otros tres detenidos en el marco de esta operación: el exasesor del Montepío, José Manuel Fernández; el constructor de la obra del geriátrico de Felechosa que gestiona esta entidad, Juan Antonio Fernández, y el arquitecto, Manuel Sastre. Todo apunta a que, al menos los dos últimos, se acogieron a su derecho a no declarar. Los cuatro pasaron la noche de ayer en el cuartel de Rubín y se espera que entre hoy y mañana pasen a disposición judicial.
José Ángel Fernández Villa, principal acusado de la trama, es el único que permanece en su domicilio, en principio por su estado de salud, y por el momento no ha declarado, aunque el juzgado de instrucción tiene intención de que lo haga en las próximas horas pese a que se espera que su abogada, Ana García Boto, tratará de evitarlo aduciendo trastornos de memoria. Tendrá difícil convencer esta vez a la jueza después de que, en el juicio paralelo en el que está encausado por un delito de apropiación indebida, lo hiciera de forma totalmente lúcida. La jueza tratará de esclarecer si, tal y como sospecha la UCO, buena parte de la fortuna oculta del exlíder sindical y del enriquecimiento de sus cómplices procede de certificaciones falsas realizadas en los trabajos de construcción de aquella residencia, iniciados en 2009 y concluidos en 2012 con su importante sobrecoste. Fuentes cercanas al caso aseguran que la residencia geriátrica es solo la punta del iceberg de una trama que puede tener muchas otras derivaciones, incluso política, y que podría resolverse con decenas de investigados.

martes, 2 de mayo de 2017

«Vivimos desde hace veinte años en El Cascayu; lucharemos por quedarnos en nuestra casa»

Luchan desde hace seis meses para quedarse en su casa y, advierten, no dan por perdida la batalla. Las familias del poblado de El Cascayu, situado en una de las alas del polígono Espíritu Santo, viven en vilo. El Principado demolerá el segundo bloque de viviendas este mes. Posteriormente derribará las otras dos construcciones que quedan en pie.
Antes realojará a los vecinos en pisos, aunque ellos no están por la labor de mudarse. Se quejan de que no tienen dinero para pagar el alquiler y las facturas que cada mes llegan al buzón de casa. También, de que tampoco dispondrán de un espacio donde meter la chatarra, los animales o plantar la huerta. Por esta razón, pelearán «hasta el final» para quedarse. «Llevamos viviendo aquí veinte años y al lado de mi bloque tengo una finca donde cultivo los vegetales y he plantado árboles que nos dan todo tipo de frutas. Además, tenemos una granja con muchas gallinas y sus huevos alimentan a toda la familia. Si finalmente nos vamos, ¿qué hacemos con todo esto?», pregunta Enrique Montoya, que junto a su mujer, sus hijos y nietos vive en el bloque número tres.
El padre de esta familia cuenta que cada limonero o higuera le costó en su época «1.200 pesetas» y lamenta que todo se echará a perder en los próximos meses. Asimismo, relata que no sabe qué va a hacer con la huerta si finalmente se va a un piso, ni con el metal que tiene almacenado para venderlo en los mercadillos. «Por ejemplo, en La Ascensión nosotros traspasamos estos objetos y con el dinero que sacamos complementamos la pensión», detalla.
Para su mujer, Adela Larralde, el principal problema reside en que el salario social no les da para abonar todos los gastos de un piso: «Cobro 312 euros al mes y esta cantidad no da para pagar la renta, la comunidad, ni el gas de la calefacción. Aquí tenemos cocina de carbón, y estoy enferma de los huesos y de ansiedad. Yo no me quiero ir de aquí».

sábado, 1 de abril de 2017

La tensión en Paraguay se salda con un muerto y 211 detenidos

La tensión en Paraguay se agudizó este sábado tras los disturbios que se saldaron con la muerte de un joven opositor a manos de la Policía, numerosos heridos y 211 detenidos, después de que el Congreso fuera incendiado en la víspera por manifestantes tras la aprobación de una enmienda sobre la reelección presidencial.
El joven murió por el impacto de un balín de goma disparado por la Policía tras irrumpir en la sede del Partido Liberal, el mayor de la oposición, en el curso de los disturbios ocasionados el viernes con motivo de la aprobación de una enmienda para aprobar la reelección presidencial, en los que se incendió parte del Congreso y hubo una cifra aún indeterminada de heridos y detenidos, aunque algunas fuentes hablan de más de un centenar de arrestados.
El fallecido es Rodrigo Quintana, de 25 años, y líder de la juventud del Partido Liberal en la localidad de La Colmena, en el departamento de Paraguarí (centro), dijo a Efe el presidente del partido, Efraín Alegre. La muerte se produjo pasada la medianoche del viernes cuando efectivos policiales entraron en la sede del partido, en el centro de Asunción, donde había reunidos varios afiliados, y realizaron disparos con proyectiles de goma.
El médico que atendió al joven, Herminio Ruiz, dijo que tenía un impacto en la cabeza, recibido a corta distancia, aunque no pudo precisar si murió en el acto o ingresó cadáver en el hospital al que fue conducido. Alegre añadió que "los policías entraron a atropellar, les pusieron boca abajo, les tiraron al suelo.
Entraron con mucha agresividad, rompiendo las puertas, fue cosa de salvajes". Dijo además que los policías "aparentemente" entraron a la sede del partido para buscarle, preguntaron por su oficina, y cuando llegaron a ella efectuaron varios disparos. Alegre resultó herido la pasada tarde durante las protestas que tuvieron lugar en los aledaños del Congreso, por lo que fue trasladado al Hospital Británico, donde permanece con medicación.
Hasta el momento no hay más cifras oficiales de heridos. Las protestas y enfrentamientos con la Policía se sucedieron hasta entrada la madrugada del sábado en las calles del centro de Asunción, con los manifestantes formando barricadas y causando destrozos en algunos establecimientos. Policías a caballo y a bordo de camioneta lanzaron disparos de balines de goma hasta pasada la madrugada.
Los primeros enfrentamientos tuvieron lugar en el exterior del Congreso la tarde del viernes, después de que 25 senadores aprobaran una enmienda constitucional para facultar un segundo mandato presidencial, prohibido por la Constitución. Entre los heridos por balines de goma, además de Alegre, está el diputado de su partido Edgar Acosta. Posteriormente, en un segundo enfrentamiento, grupos de manifestantes incendiaron una parte del edificio del Congreso, entraron en el edificio y sacaron del mismo diversa documentación que también fue quemada.
Los Bomberos Voluntarios lograron sofocar el incendio y reportaron importantes daños materiales que están por evaluar. La votación de los 25 senadores que provocó el estallido de violencia se realizó en las dependencias del Frente Guasú, del expresidente Fernando Lugo, y sin la presencia del resto de legisladores y del presidente del Senado, Roberto Acevedo.
Antes Acevedo había rechazado dar entrada a ese proyecto y lo archivó, ya que uno similar fue rechazado en agosto por el Senado y la normativa de la Cámara estipula que en ese caso ha de pasar un año hasta tratarse por segunda vez. El senador oficialista Juan Darío Monges, uno de los 25 senadores, anunció después a los medios que el proyecto aprobado establece que los presidentes y vicepresidentes del país podrán buscar un periodo más, sea de manera continua o alternada.
El presidente de la Cámara de Diputados, Hugo Velázquez, convocó luego una sesión para este mismo sábado en la que tratar tal enmienda, que posteriormente desconvocó para evitar más incidentes. De haberse aprobado la enmienda, el procedimiento establece que el proyecto se remita al Tribunal de Justicia Electoral, que luego convocaría un referéndum para que se decida sobre la reelección presidencial.
Tras el incendio en el Congreso, el presidente paraguayo, Horacio Cartes, emitió un comunicado instando a la calma a la ciudadanía y "a no dejarse llevar por quienes desde hace meses vienen anunciando hechos de violencia y derramamiento de sangre".
El gubernamental Partido Colorado, de Cartes, y el Frente Guasú, participaron en la redacción de ese proyecto de enmienda que desde hace un par de meses polariza a la clase política paraguaya. Los primeros con el objetivo de que Cartes pueda presentarse a las elecciones generales de 2018 para un segundo mandato, y los segundos para que lo haga Lugo, actual senador y que estuvo ausente de la polémica votación de la tarde del viernes en la oficina de su formación en la Cámara Alta.