martes, 1 de agosto de 2017

Los últimos de Bulnes

Dieciséis años después de su inauguración, la estación de partida del Funicular de Bulnes en Poncebos sigue impactando visualmente a quien entra en ella. Si nos hubiesen vendado los ojos para abrirlos aquí, nuestra primera impresión sería la de encontrarnos en una estación de metro de cualquier gran urbe. Y la segunda apelaría directamente a nuestra imaginación al saber que el túnel del aparente suburbano discurre 2.227 metros por las entrañas de la Peña Maín (1.605 m. altitud) a una velocidad de 6 metros por segundo, salvando un desnivel de 402 metros con una pendiente del 18,19% y todo ello en un tiempo récord: unos siete minutos.